jueves, 8 de junio de 2017

9º PUNTO


9) El sistema judicial todo será disuelto, se crearán nuevas leyes para Humanos y se asegurará que la justicia sea verdaderamente justa y no esta parodia actual. Los Jueces serán elegidos por el pueblo y éste tendrá derecho a revocar su cargo si no ejercen su función de forma justa o fuesen funcionales a intereses particulares, corporativos o políticos.

“…¿qué es ser justo?, acaso es justicia dejar que mueran niños por inanición, o tal vez justicia es estar encerrados en nuestras casas mientras los delincuentes hacen y deshacen a su antojo, o quizás justicia es tener que pagar por todo lo que uno tiene como si fuera alquilado, o justo es tener que comprar un pedazo de tierra para vivir, ¿quién es dueño de la tierra, los poderosos, los que disponen de dinero?, ¿acaso no nos pertenece a todos por haber nacido en ella?, ¿justicia es que la salud, la educación y la vivienda sea un derecho solo para los que tienen dinero? ¿justicia es que se permita lo que se permite y no se permita lo que se tiene que permitir? La justicia es una gran mentira, una perversa ilusión que usan para dominarnos, la única justicia verdadera es la del amor, claro que no está permitido ejercerlo, no sea cosa que seamos realmente justos con nosotros y con los demás…” CUATRO CABEZAS

No por nada la justicia es uno de los paradigmas más importantes en la sociedad actual. Su influencia junto con la religión y la economía es fundamental para mantener el actual sistema cabalista funcionando. Una justicia hecha a medida para que la maquinaria funcione siempre a favor del poder y no del pueblo, pues hecha la ley hecha la trampa. Existen cientos de miles de leyes cubriendo todos los frentes y contra frentes existentes, no para ejercer justicia, sino para ejercer poder condenando o absolviendo según convenga a los intereses de oscuros personajes sean particulares, corporativos o políticos. 

La justicia actual no es justa, tampoco independiente y mucho menos objetiva, por tal motivo el sistema judicial deberá ser disuelto y reconstruido en su totalidad desde su raíz. Es por esto que la base de la justicia debe ser la misma constitución y no los miles de tomos de leyes y contra leyes actuales. Si se necesitaron sólo 64 cluster de información consciente para terraformar el planeta, con sólo 64 leyes en la constitución nacional bastaría para cubrir todas las necesidades de una justicia verdadera, libre y justa. Luego se legislarían instrucciones para combinar esas 64 leyes según los casos sean comerciales, civiles o penales, y poder así ejecutar su cumplimiento de forma coherente y efectiva.

Los jueces tienen que ser elegidos por el pueblo y con las mismas normas y deberes que los políticos, siendo solamente Humanos con una responsabilidad mayor y no semidioses ejecutando según las conveniencias de terceros. La justicia debe ser la herramienta de la patria (pueblo) para defenderse de los intereses, manipulaciones y crímenes de los Demonios que atenten contra los Humanos que habitan esa patria. Deben ser leyes simples y sin toda esa carga interpretativa actual, que más que aclarar logra que la trampa esté implícita dentro de la propia ley, siendo ésta, finalmente, subjetiva a la interpretación del juez de turno y por consiguiente de cumplimiento aleatorio por una doble vara de medir. Si se infringe la ley, sea cartonero o presidente, el castigo debe ser el mismo. 

Con pocas leyes simples y claras, las resoluciones serán rápidas y justas, pues no se podrá evadir el castigo por una interpretación subjetiva, trampa legal o por una contra ley oportuna que anule la anterior. Nadie será privilegiado o castigado según conveniencia de unos y oportunismo de otros, sino que crimen y castigo será lo que equilibre la balanza de la causalidad, siendo finalmente el ejercicio del acto y su consecuencia, la vara con que se medirá cada acción.   


Sektorl

0 comentarios :

Publicar un comentario

Muchas Gracias por su aporte

Colaborar con DDLA
https://www.paypal.me/DDLA.